Historia del Colegio


D é c a d a s
Década del 50
Corrían los años 50, década especial para nosotros, porque fue en 1954 cuando el Ministerio de la Marina crea el Asilo Naval, que luego se llamará Hogar.
Situado en J. B. Alberdi al 3300 albergaría a los hijos de marinos que por distintas circunstancias no podían estar con sus hijos. El 3 de abril de ese año se crea el instituto Stella Maris para que esos niños pudieran seguir sus estudios. Tenía las dos modalidades. En el año 56 el Ministerio de Marina decidió fusionarlos, quedando solo el bachillerato.
Mientras tanto, ternubis como descolonización, tercer mundo, apartheid recorrían el mundo. Un médico argentino, el Che Guevara, era uno de los principales responsables de la revolución cubana. Será el prestigio de la efervescencia que se gestaba y que estallara en las décadas posteriores.


Década del 60
Los 60 fueron años de profunda transformación, no solo en los ámbitos políticos
y económicos, sino fundamentalmente en la cultura. Los jóvenes fueron los protagonistas de esta década. No les gustaba el mundo en que vivían, no les gustaba la música de los mayores, por eso crearon el Rock como vehículos de expresión. La guerra de Vietnam, los hippies, el comunismo, serán algunos de los hechos de esta década.
 Nuestra escuela había ido creciendo con la incorporación de los chicos del barrio, que valoraban cada vez mas su presencia. Sin embrago en el año 1962, la Marina decidió que el colegio dejara de funcionar.
Argumentaban que los chicos del Hogar Naval no quería seguir estudiando y el Ministerio no podía alojar una escuela casi exclusiva para alumnos externos. Después de muchos pedidos y protestas, la solución la aportó la Asociación Cooperadora. Buscaron un edificio que pudiera servir de escuela, y así es que encontraron la casa de Mariano Acosta y la compraron, a nombre de Aníbal Cairoli. En 1964, las clases comenzaron en este edificio.


Década del 70
No corras mas muchacha, tu tiempo es hoy... cantaba Spinetta al comenzar los años 70.
En aquellos años, parecía que era factible romper con el pasado y se vivía una exaltación del presente. Las culturas juveniles de esos años y su clima de ideas se caracterizaron por el idealismo, el cuestionamiento y las creencias en utopia colectivas, como un horizonte posible e inmediato.
Mientras tanto, nuestra escuela crecía, mucha gente del barrio y de zonas vecinos se acercaban inscribir a sus hijos, pero pedían anotarlos en comercial, es así, como en 1972 el Ministerio de Educación aceptó abrir un anexo comercial, se hizo necesaria entonces, volver a ampliar el edificio. Se construyeron la aulas de arriba, se cambiaron los antiguos pisos de madera y se solucionaron los problemas del agua.


Década del 80
Los 80 dejaran el sabor amargo de presenciar la quiebra de los proyectos de transformación de la décadas anterior. La figura de l hippie dejo su lugar a la del yuppie, prototipo del ejecutivo exitoso. Una nueva palabra se pone de moda: Perestroika; conjunto de de reformas que culminarían con la caída de la U.R.S.S. el mundo asistirá atónito la caída del muro de Berlín.
La Argentina vivía uno de sus peores momentos, la guerra de Malvinas, tras la derrota llegará la crisis y el ocaso del poder militar.
En octubre de 1983, con Raúl Alfonsín como presidente, volvíamos a la democracia.
En octubre de 1981 se iniciaron los tramites reglamentarios para que la cooperadora funcionara como institución sin fines de lucro. Gracias a las gestiones del presidente de la misma, el Sr. Antonio Fernández y su comisión, se logro obtener la Personería Jurídica y se pudo escriturar el edificio a nombre de la Asociación Cooperadora.



Década del 90
Vivimos una década de grandes cambios. La globalización trajo modas y hábitos de consumo,
como la proliferación de los locutorios telefónicos, los envíos de productos a domicilio, el auge
de los celulares, el crecimiento explosivo del consumo de TV por cable, la cultura shopping, la hiperinflación. Orgullosos por aquel entonces, festejábamos nuestros 40 años de vida como institución educativa. Otro motivos nos llenaba de alegría, nuestra pequeña escuela se agrandaba con la adquisición del gimnasio. Una vez más, algo se lograba gracias al trabajo arduo y desinteresado de nuestro querido compañero Fernández, él ya no esta lamentablemente entre nosotros, pero todos lo recordamos,por lo que hizo por nuestro querido colegio.


Década del 2000:
Y así llegamos al 2000, un nuevo siglo, un nuevo milenio. Los años pasaron y nos dejaron hermosos recuerdos, a veces, un sabor amargo, entre otras ocasiones, el éxito y fracasos, la nostalgia de las cosas que ya nunca volverán a ser iguales.
Pero estamos en esta lucha diaria, enfrentando las adversidades, recogiendo los frutos de una labor, no muchas veces valorada, pero siempre tratando que nuestra institución siga adelante, crezca y que los alumnos que de ella egresen sean en el futuro hombres y mujeres de bien.

El año 2005 nos encuentra en una nueva lucha y es la adjudicación de un nuevo edificio.
El predio prometido se encuentra en Morón y Gualeguaychú.
Dadas las condiciones de nuestro actual establecimiento y con la creación de una nueva modalidad, se nos hace primordial este cambio.
Toda la comunidad educativa y el centro de estudiantes esta muy comprometido en este proyecto, esperanzado que se cumpla lo antes posible.

Prof. Hilda Alonso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.